¿Demasiado tiempo en brazos?

photo credit: MjZ Photography via photopin cc

photo credit: MjZ Photography via photopin cc

Este es un artículo de ánimo para esos papás y mamás que disfrutan teniendo a sus bebés en brazos, acunándolos, acariciándolos y sintiéndolos junto a su corazón todo el tiempo que pueden, pero que escuchan constantemente la advertencia apocalíptica: “Si lo coges tanto en brazos, se va a acostumbrar, lo vas a malcriar y será un caprichoso toda su vida”.

Habéis escogido esta forma de crianza desde que vuestro bebé estaba en camino, habéis meditado mucho en ello y estáis seguros. Y aún así, cuando llega el momento, os hacen dudar. Por el cariño con el que os lo dicen, o por temor a que tengan razón, os hacen dudar. Lo sé, porque yo también estuve ahí. Dudé, y me replanteé cargar a mi niña en brazos tanto tiempo. Pero finalmente decidimos juntos seguir adelante con nuestra decisión, y nunca nos hemos arrepentido.

Si tú también estás dudando, quisiera animarte a que sigas adelante. Creo que ésto te ayudará:

Desde el punto de vista del comportamiento, los mamíferos pueden clasificarse en dos tipos: de madriguera y de acarreo.

Los mamíferos de madriguera dejan a sus crías en algún escondrijo o madriguera durante largos períodos de tiempo mientras la madre va a buscar alimento. Las crías deben permanecer en silencio durante todo ese tiempo para no llamar la atención de los depredadores, por lo que no lloran ni gritan. Por ese mismo motivo no orinan hasta que son estimulados por la madre. Tienen mecanismos internos capaces de regular su temperatura corporal. La leche de la madre es muy rica en grasas y proteínas, y las crías maman a gran velocidad.

Los mamíferos de acarreo mantienen un contacto continuo con sus crías. Las crías lloran cuando son molestadas y orinan a menudo. También necesitan la presencia de sus padres para mantenerse abrigados. La leche de las madres tiene bajo contenido en proteínas y grasas, por lo que las crías tienen que mamar a menudo, y lo hacen despacio.

¿A qué grupo creéis que pertenece el ser humano? Podemos preguntar a una madre lactante que se despierta cada 2 horas para dar de mamar, si su cría come a menudo. Su carita cansada nos responderá. O le podemos preguntar al papá que saca una bolsa de basura llena de pañales, si su cría orina a menudo. Les podemos preguntar si su cría llora cuando está lejos de ellos. Con una mezcla de agotamiento y orgullo, responderán que demasiado.

Dios nos hizo así. Nos diseñó para llevar a nuestras crías pegaditas al cuerpo dándoles amor y calor. Para tenerlas cerca y satisfacer sus necesidades rápidamente. Para protegerlas y darles la seguridad que les haga crecer confiadas en nuestro amor y en el de Dios.

Así que, si estás teniendo dudas, no las tengas. Y no permitas que nadie te diga que lo estás haciendo mal. Sigue adelante con tu decisión, sabiendo que tan solo estás siguiendo el plan original de Dios.

Si estás interesad@ en el porteo, pero tu espalda y tus quehaceres te dicen que necesitas ayuda, aquí tienes una selección de herramientas para porteo que te van a facilitar mucho las cosas y harán que sea una experiencia maravillosa para los dos.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s