10 maneras de hacer que nuestros hijos se sientan especiales

Familia feliz

Cuando mi pequeña nació, hice una lista de las cosas que más deseaba para ella, de lo que quería conseguir con su educación:

  • Que aprenda a amar y respetar a sus padres, para después amar y respetar a Dios.
  • Que se acepte como es, se valore y tenga un buen concepto de sí misma. Que al mismo tiempo sea capaz de reconocer sus errores y las facetas de ella misma que necesitan mejorar.
  • Que tenga confianza en sí misma y se sienta capaz de enfrentar cualquier desafío y superar cualquier problema.
  • Que tenga la suficiente seguridad en sí misma como para escoger lo correcto aunque no sea popular; que no tenga miedo de ser diferente; que haga lo que sabe que debe hacer aunque nadie lo vea.
  • Que sea sensible hacia el sufrimiento de los demás, que ayude a quien lo necesite y defienda la justicia.

Ese es el tipo de persona que quisiera que mi pequeña sea. Esa es la razón por la que cada día intento ser mejor y hacerlo mejor. Pero no es algo fácil de conseguir. El mundo en el que vivimos no promueve este tipo de valores, y no son fáciles de transmitir a nuestros niños. Vivimos en una sociedad egoísta que nos incita a pensar en nosotros mismos y en nuestro propio bien, especialmente en estos tiempos de crisis. Aunque nos creemos independientes, en el fondo somos profundamente dependientes: de la opinión de los demás, de la tecnología, de la moda, del “qué dirán”… La presión del grupo sobre los jóvenes ha alcanzado niveles preocupantes. Es muy difícil encontrar personas con una autoestima equilibrada, capaces de valorar sus virtudes, y detectar y corregir sus defectos (la gran mayoría nos inclinamos hacia uno u otro extremo). Con nuestra costumbre de premiar a los niños cuando hacen algo bien, sin querer les estamos enseñando a hacer las cosas bien solo cuando hay un premio detrás. El respeto hacia los padres está desapareciendo poco a poco. Y el respeto hacia Dios prácticamente ha desaparecido del todo.

Entonces, ¿qué podemos hacer para que nuestros hijos desarrollen estos valores tan poco populares? Aprender estos valores es un proceso largo, que llevará muchos años de la vida del niño, y que pasará por momentos de duda y de crisis. Así que debemos ser muy pacientes y constantes. Pero hay algo muy importante que debemos hacer, que será la base de todo, y en lo que no nos podemos permitir fallar: debemos cultivar en ellos el sentimiento de que son especiales, enormemente valiosos, amados por nosotros y amados por Dios.

Deben crecer con la seguridad de que los amamos incondicionalmente, sean como sean y hagan lo que hagan. Deben sentir que no están en el mundo por casualidad o por error, sino que Dios los puso en una familia que los deseaba y los esperaba con todo su corazón. Deben saber que Dios les amaba desde antes de nacer, y les dio dones y capacidades maravillosas, que podrán usar para llevar adelante el plan que tiene para ellos.

Ese sentimiento de que son amados, aceptados, que pertenecen a un lugar y que tienen un propósito les dará la fuerza para ser ellos mismos, defender la justicia y hacer lo que saben que es correcto, no importa lo que pase alrededor.

Hay muchas formas de mostrar a nuestros hijos desde que nacen, y cada día, que son valiosos y especiales. Esta es mi pequeña selección:

1.  Cuéntales historias de cuando eran pequeños. A los niños les encanta escuchar historias de las cosas que hacían cuando eran más pequeños: sus primeras palabras, los sitios a los que les gustaba ir, y sobre todo, anécdotas de cosas graciosas que hacían. Les demuestra que esas cosas fueron importantes para sus padres y por eso las recuerdan.

2.  Guarda en una caja cosas de cuando eran bebés. Muéstrasela de vez en cuando y cuéntales la historia de esas cosas. Yo guardo cosas como sus chupetes, un babero que yo le hice, la decoración de su baby shower, un pañal pequeñito o los zapatos con los que dio sus primeros pasos. Ver que sus padres guardan esas cosas como un tesoro les da sentimientos de profundo amor y pertenencia.

3.  Háblales de cuánto los amaba Dios desde antes de nacer. Muéstrales textos de la Biblia que lo dicen. Recuérdaselo constantemente, pon esos textos a la vista en cuadros en su dormitorio, ponles notitas con esos textos en la mochila o la bolsa de la comida… Usa lenguaje sencillo y pon el nombre del niño en el texto.

4.  Cuando hacen algo bueno y creen que nadie lo ha notado, reconócelo. Diles que tú lo notaste y lo valoras mucho. Diles lo orgulloso que estás de ellos. Llama su atención sobre lo bien que se sintió la persona que se benefició de su acción.

5.  Déjales notas por la casa con las cosas que te gustan de ellos. Rasgos positivos de su carácter, dones o cómo resolvieron alguna situación complicada.

6.  Hazte fotos con ellos haciendo muchas actividades, y miradlas juntos de vez en cuando. Recordad lo bien que lo pasasteis y volved a reír. Atesorad en el recuerdo esos momentos.

7.  Cuando estéis con otras personas, háblales de las cualidades y logros de vuestros hijos, especialmente cuando ellos creen que no sabéis que nos escuchan. Esos momentos en los que notamos que nuestro hijo ha puesto un oído en la conversación de los adultos es perfecto para dejar caer una alabanza.

8.  Exhibe en casa fotos y recuerdos de sus logros. Trabajos que han hecho, manualidades, regalitos hechos a mano, fotos de los campeonatos deportivos (no importa si ganaron o perdieron)… Deben saber que valoráis su esfuerzo, no el resultado.

9.  Dedica tiempo especial para cada uno de vuestros hijos, haciendo lo que más les gusta o desarrollando algún don. Es bueno que cada padre reservemos al menos un ratito a la semana con cada hijo. Solos los dos, sin competencia, y haciendo alguna actividad que le guste mucho, y le haga sentir amado, especial, teniendo toda la atención de su padre y de su madre.

10.  Alaba sus cualidades y sus logros cuando suceden, pero siendo realistas. Los niños saben distinguir entre una alabanza real y un intento vano por adularlos.

Dejemos volar la imaginación. Hay mil formas de hacer que nuestros hijos se sientan valiosos y especiales. ¡Es el momento de ser creativos!

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s