Aprendizaje basado en proyectos (ABP)

(AL FINAL DE LA PÁGINA TENÉIS ALGUNOS PROYECTOS. IRÉ AÑADIENDO POCO A POCO, SEGÚN LOS VAYA CREANDO)

El Aprendizaje Basado en Proyectos es una metodología ideal para que los niños aprendan disfrutando de la experiencia de aprendizaje y desarrollando múltiples competencias. Fomenta la autonomía, la capacidad de planificación y organización, potencia la creatividad, desarrolla el pensamiento crítico y atiende a la diversidad, además de ser un recurso perfecto para trabajar las inteligencias múltiples. Hay muchas razones para escoger esta metodología para enseñar a nuestros alumnos o a nuestros hijos.

Es ideal para ser utilizada en Infantil y Primaria, aunque también puede ser utilizada en Secundaria, e incluso en la Universidad con ciertas modificaciones.

La metodología ABP consiste en, a través de la investigación de un tema o la resolución de un reto, propuesto por los alumnos o el profesor, desarrollar en los alumnos la adquisición de conocimientos y competencias clave, en un aprendizaje interdisciplinar en el que el alumno es el protagonista.

Si quieres empezar a trabajar por proyectos, aquí tienes algunas pautas que te pueden ayudar a empezar:

  • El tema o reto puede ser escogido por los alumnos o por el educador. Si decides escogerlo tú, asegúrate de que sea un tema que interese a tus alumnos.
  • Aunque una de las claves del trabajo por proyectos es que se van desarrollando siguiendo los intereses mostrados por los alumnos, necesitan no obstante una programación inicial. Asegúrate de programar teniendo en cuenta el currículo. Si no lo haces, corres el riesgo de programar un proyecto muy atractivo, pero demasiado alejado del currículo.
  • Cuando el proyecto esté en marcha, no tengas miedo de desviarte del plan inicial para investigar los temas por los que los alumnos muestran interés.
  • Comienza cada proyecto con una actividad altamente motivadora que despierte en los alumnos el interés por el tema. Puede ser una excursión, una película, un desafío, una pregunta intrigante…
  • Crea un portafolio, una recopilación de las actividades materiales que hayáis realizado. Fotografía las actividades inmateriales.
  • Busca la manera de que tus alumnos puedan hacer público su trabajo fuera del ámbito de la escuela o del hogar.
  • Los proyectos en espiral, es decir, en los que el final de un proyecto da pie al inicio del siguiente, son especialmente motivadores para los niños.

EJEMPLOS:

Proyecto “Caballos” (3 a 6 años), con imprimibles.   Ver

Proyecto caballos

Proyecto “Conejos” (3 a 6 años), con imprimibles.    Ver

Proyecto Conejos

Advertisements