Lo que todo padre debe saber acerca del Instagram actualizado

Instagram actualizado

Cuando hablamos de la educación de niños mayores y adolescentes, una de las primeras preocupaciones que nos vienen a la mente son las redes sociales. En muy pocos años se han convertido en un “imprescindible” en la vida de mucha gente, especialmente (aunque no únicamente) joven. Ocupan casi la totalidad del tiempo libre de nuestros hijos, y su influencia sobre su vida y su carácter es descomunal. Se trata de un tema crucial.

Soy partidaria de posponer el uso de las redes sociales el mayor tiempo posible. Pero la realidad nos dice que cuando un niño o adolescente ha decidido tener una red social, lo va a hacer, aunque lo tenga prohibido. Lo hará en el móvil de un amigo o en el colegio. Pero lo hará. Por eso es imprescindible que los padres no formemos en todas esas aplicaciones que nuestros hijos están usando. Debemos tener la capacidad de monitorizarles, protegerles e instruirles en su uso correcto, para reducir al mínimo posible (tristemente nunca será a 0) el peligro potencial que representan.

La web Brave Parenting ha publicado un artículo excelente sobre la aplicación de moda entre los adolescentes: Instagram. Nos explica cómo funciona, de qué manera se pueden ocultar contenidos a la vista de los padres, y ofrece consejos para minimizar riesgos. Aquí lo tenéis. Espero que os sea muy útil.

Batalla por las almas

Hay unas pocas corporaciones gigantes batallando brutalmente para ganar las almas de nuestros niños (y dinero en sus bolsillos). Por “alma” me refiero a su entera existencia, y por “dinero” me refiero a miles de millones.

Aparte de Google, quien es un claro líder con sus esfuerzos por ser el primero de la clase, 3 redes sociales gigantes: Facebook, Instagram (ahora en poder de Facebook) y Snapchat están vergonzosamente copiando características unos de otros con el fin de cautivar  la atención de nuestros niños. El último año, Snapchat se colocó a la cabeza de sus competidores capturando el 79% del tiempo y las vidas de nuestros adolescentes. Fue el primer año que Facebook no se llevó la corona. Todo el mundo tomó nota y pasó a la acción.

Si las fotos que desaparecen han funcionado tan bien para Snapchat, ¿por qué no añadirlas a instagram?

Si las historias han funcionado tan bien para Snapchat, ¿por qué no añadirlas a Instagram y Facebook?

Con la adición de las nuevas características, los gurús de las redes sociales están promoviendo Instagram como la app número 1 en la que debemos estar. El decline del uso de Snapchat es grande, pero eso significa que Instagram (con sus nuevas características tipo Snapchat) será el lugar en el que nuestros hijos querrán estar.

En el pasado, Brave Parenting recomendó Instagram para la introducción en las redes sociales. Pero con la tecnología, los cambios suceden rápido, y con ello, nuestras recomendaciones cambian también.

Lo que necesitas saber acerca de Instagram

Instagram, con más de 600 millones de usuarios, es una aplicación que abarca todo, tanto para adolescentes como para adultos. Para adolescentes contiene popularidad, conversaciones privadas e irrastreables, fotos y contenidos que desaparecen, auto-promoción, pornografía y forma de conectar/ligar –todo junto en una precaria aplicación.

Es imperativo entender que esta aplicación es GRATIS porque puede VENDER las fotografías y vídeos que cuelgas, y porque los anunciantes pagan grandes sumas de dinero para obtener la atención de jóvenes niños y adolescentes. Si no estás familiarizado con la aplicación, ésto es lo que necesitas saber:

  • La característica más novedosa es Instagram Direct, que permite enviar y recibir fotos y vídeos que “expiran”. Así es como los niños compartirñan sus fotos desnudos, acuerdos de drogas y acoso –entre otras cosas. Los usuarios pueden bloquear a ciertas personas para que no les envíen mensajes o fotos, pero Instagram Direct no se puede bloquear completamente. Hay formas sencillas de conseguir capturas de pantalla de fotos de Instagram Direct fuertemente deseadas. Los cual confirma el hecho de que NADA ES PRIVADO O DESAPARECE REALMENTE en la red.
  • Las historias, como en Snapchat, en una característica añadida recientemente. En su intento de “crear conexiones más profundas” y de ayudar a la gente a “contar historias más ricas”, han añadido la posibilidad de etiquetar las historias, añadir web links, así como buscar historias a través de hashtags y localizaciones.
  • Recientemente Instagram ha sido considerada la peor aplicación para la salud mental y el bienestar en un estudio reciente. El uso de esta aplicación conduce a un aumento de la ansiedad, la depresión, el bullying y el síndrome de FOMO (“miedo a perderse algo”). Además, esta aplicación es bien conocida por destruir la autoestima de las niñas jóvenes mediante la comparación y la competición.
  • Los hashtags son muchísimos, y permiten a los usuarios buscar y “trolear” archivos de temas como #desnudossnapchat #golpeame #suicidio.
  • Usando la opción “BLOG”, los usuarios pueden tener acceso sin filtro a Facebook, Twitter, Google y Tumblr (conocido por contener abundante porno) –todo ello sin salir de la aplicación. Combinado con la capacidad de BORRAR EL HISTORIAL DE BÚSQUEDAS, se convierte en malas noticias para los padres.
  • El modo MAPA de Instagram puede ser encendido fácilmente para permitir localizar las fotos o vídeos. Esto es especialmente preocupante para niños con perfiles públicos, ya que extraños podrán conocer su localización exacta.
  • Las cuentas privadas pueden prevenir que personas no deseadas vean el contenido de tu hijo. Tú debes aprobar cualquier petición de seguir a tu hijo. No obstante, una cuenta privada no impide que tu hijo busque y siga a personas inapropiadas.
  • SPAM o FINSTA son segundas cuentas que los niños crean para esconder contenido. Ellos mantienen su cuenta original (con el mejor contenido, donde mamá me sigue), mientras que las cuentas SPAM o FINSTA las utilizan para tener una comunicación más privada con amigos cercanos.
  • Pronto, Instagra, quiere que hagas tus compras a través de la aplicación.
  • Los términos de uso de Instagram establecen que debes tener 13 años para tener una cuenta. Esto no es porque quieren proteger a los niños de 12 años, sino para protegerse ellos mismos bajo la ley COPPA. Los términos del servicio también establecen que Instagram tiene el derecho de USAR o VENDER cualquiera de tus fotos (por las que ellos cobrarán pero tú no), información personal, likes y preferencias.

Lo que necesitas hacer como padre

Primero, considera estas buenas prácticas cuando decidas permitir a tu hijo tener una red social, sea Instagram u otra.

  • Permite una sola plataforma. No hay necesidad de extender la adicción y los peligros a múltiples plataformas.
  • Crea la cuenta CON tu hijo. Debes ayudarle a crear el nombre de usuario (¿será su nombre real?) así como poner una contraseña que SOLO TÚ conozcas. Los padres necesitan enseñar a sus hijos a usar las redes sociales, y esto solo se puede hacer teniendo acceso único a la contraseña. Sin normas y estándares de uso, el cyberbullying y la vergüenza están completamente fuera de control entre los adolescentes. Los padres necesitan enseñar buen carácter monitorizando su actividad y enseñándoles amabilidad, auto-control y autoestima.
  • Haz la cuenta PRIVADA. La población mundial de las redes sociales no necesita tener acceso a tu hijo.
  • Permite amigos/seguidores con un grado de separación. Si no le permitirías a tu hijo salir con cierta persona, no necesitan ser amigos en las redes sociales. El propósito de una red social nunca debería ser acumular miles de seguidores –este es un propósito completamente equivocado. Un grado de separación con amigos.
  • Responsabilidad. Asegúrate de que hay alguien más (o tú mismo) siguiendo a tu hijo, que pueda reportarte cualquier actividad alarmante. Puede ser una tía o un tío, un hermano mayor, un mentor, su antigua canguro, o quienquiera que tengas.
  • Nada de selfies. Esta es una moda completamente normalizada en nuestra cultura. No te conformes. No hay nada de humilde, modesto ni saludable en colgar fotos de uno mismo buscando validación y alabanza.

Debido a las nuevas características evasivas que Instagram ahora ofrece, junto con la falta de control parental, Brave Prenting ya no recomienda esta aplicación como aplicación introductoria. Combinando las nuevas características con las investigaciones que verifican los problemas de salud mental, es incluso difícil recomendarla para adultos. Sus atractivas y voluminosas características son suficientes para cautivar y enganchar a adultos fuertemente auto-disciplinados. ¿Cuánto más atrapará el cerebro en desarrollo e inmaduro de un niño?

Considera si Instagram es realmente seguro y necesario para tu hijo, o no. Si tu hijo tiene 15 años o menos, nuestro consejo es que le niegues Instagram al menos hasta los 16, o incluso más tarde, dependiendo del niño. Cada niño es diferente, pero para aquellos que tienden a obsesionarse, consumir media, abrazar modas culturales y tomar riesgos, es más peligroso. Dicho de otro modo, es demasiado bueno para resistirse, lo cual lo hace peligroso.

Tu decisión de permitirla o prohibirla afectará eternamente a la persona en que se convertirá tu hijo. La aplicación pondrá a prueba su carácter, integridad valores morales y decisiones. La indecisión como padre no es una opción; no te exime de responsabilidad. La conclusión es la siguiente: si la permites, eres responsable de monitorizar y entrenar a tu hijo en el uso correcto (no el abuso).